Manchas en la piel. Sus Tipos y Soluciones

Antes de hablar de las manchas en la piel hablemos de ella. La piel, además de ser el órgano más extenso del cuerpo humano, tiene una estructura muy compleja que es la responsable de un conjunto de funciones muy concretas: intercambio de oxígeno, habitáculo de los folículos pilosos, de glándulas, de vasos linfáticos y sanguíneos y de nervios.

Su capa más externa, la epidermis, es una barrera natural del cuerpo y en ella inciden todos los agentes externos: oxígeno, luz solar, patógenos, etc.

Esta capa puede sufrir alteraciones que se traducen en diferentes enfermedades o trastornos, siendo uno de los más comunes la aparición de manchas en la piel.

La mayor parte de las manchas en la piel suelen ser tan solo un problema estético, pero hay que saber que algunas pueden ser malignas, los llamado melanomas, por lo que ante la menor duda, lo mejor es acudir a un especialista.
mancha en la piel 300x199 Manchas en la piel. Sus Tipos y Soluciones

Causas que provocan la aparición de manchas en la piel

– La herencia genética: se ha comprobado científicamente que el genotipo heredado de un individuo puede ser determinante a la hora de la aparición de manchas cutáneas. Es decir, hay personas que tienen predisposición genética para tener manchas en la piel.

– Las alteraciones hormonales: cualquier causa que origine trastornos o modificaciones hormonales puede ser el origen de manchas en la piel. Así, en los embarazos es frecuente la aparición de manchas en la piel que suelen desaparecer por sí mismas. Las pastillas anticonceptivas y cualquier alteración del nivel hormonal pueden estar asociados a la aparición de zonas de coloración en la piel.

– Los factores ambientales: la incidencia de los factores externos en la piel y sobre todo los rayos solares son la causa más frecuente de las manchas en la piel, tanto de las benignas como de los melanomas.

– El envejecimiento: está demostrado que la piel, con el paso de los años, tiene tendencia a cambiar su coloración.

– Las enfermedades: existen algunos casos de enfermedades, normalmente enfermedades autoinmunes o relacionadas con la glándula tiroidea, que pueden ocasionar manchas en la piel.

Tipos de manchas en la piel

Existen muchos tipos de manchas en la epidermis y diferentes formas de clasificarlas. Una de ellas es atendiendo a los colores que presentan.

– Manchas de color marrón: en este grupo se encuentran los tipos más comunes.

  • Pecas: son muy pequeñas y abundantes y suelen poblar la cara y brazos de algunos adolescentes. Generalmente desaparecen con la edad.
  • Lunares: redondas y de tamaño variable son muy frecuentes en la piel y es habitual que todos los individuos tengan un número superior a la decena en su cuerpo.
  • Manchas solares: suelen aparecer en la cara y en las manos y abarcan una
    superficie variable que puede llegar a ser bastante amplia.
  • Manchas del embarazo: son parecidas a las manchas solares pero suelen tener un color más claro.
  • Melanoma: es la mancha más temida pues es cancerígena. Suele ocupar una superficie mayor que un lunar y tiene color muy oscuro, bordes irregulares y en ocasiones puede sufrir sangrado.

– Manchas de color rojo y violeta

  • Angiomas: se pueden presentar en cualquier parte del cuerpo, con un color rojo intenso. Algunos niños presentan estas manchas en el nacimiento y suelen desaparecer al cabo de algún tiempo.
  • Manchas violáceas: se producen a veces en zonas diferentes del cuerpo y suelen ser debidas a enfermedades o ingesta de medicamentos

– Manchas de color blanco: se producen en cualquier parte del cuerpo en forma de placas de piel decolorada y suelen ser debidas a enfermedades como el vitíligo o a hongos.

Tratamientos contra las manchas

Si las manchas son la consecuencia de una enfermedad, el tratamiento de las mismas pasa por la ingesta de los medicamentos necesarios o tratamientos para dicha enfermedad.

Si la mancha es un melanoma, es imprescindible la extirpación quirúrgica y el seguimiento médico pertinente.

En el resto de los casos, las medidas suelen ser tratamientos estéticos con diferentes técnicas de despigmentación.

– Luz pulsada: se trata de aplicaciones de luz de alta intensidad sobre la zona afectada. Esta luz abarca varias longitudes de onda y consigue, en varias sesiones, despigmentar la zona tratada.

– Peeling: consiste en la aplicación de mascarillas sobre la zona afectada. Estas mascarillas tienen sustancias despigmentadoras que consiguen reducir el color de la mancha tratada. Su efecto no es permanente.

– Fotoestimulación: consiste en la aplicación de luz roja que es capaz de alterar el mecanismo biológico de producción de los agentes que estimulan la pigmentación de las manchas.

– Electrocoagulación: esta técnica se puede aplicar sobre los angiomas y consiste en destruir los vasos sanguíneos que forman la mancha mediante una pequeña descarga eléctrica.

– Aplicación de nitrógeno líquido: se utiliza también para la eliminación de los angiomas.

Consideraciones generales

La mejor medida para evitar la aparición de manchas es evitar la exposición de la piel a la luz solar, mediante la aplicación de cremas protectoras.

Por otro lado, ante cualquier sospecha sobre una mancha, por cambio de forma, de tamaño o de color, es imprescindible acudir a un dermatólogo.
Descubre que son las manchas blancas en la piel y cómo evitarlas.